estás aquí > Home Proyecto Educacional
13 Diciembre 2017
MISIÓN:
“Formar jóvenes cristianos comprometidos con su fe y sus valores, entregando una sólida formación académica e integral que les permita enfrentar con éxito su presente y su futuro, mediante su compromiso con las personas que los rodean, el medio ambiente y el desarrollo de una pedagogía del amor,  en un encuentro afectivo con la fe cristiana”.

VISIÓN:
“Esperamos ser percibidos por las familias de nuestro entorno como una Comunidad Educativa de excelencia, que forma y educa a jóvenes alegres y solidarios en el amor de Cristo,  que sean comprometidos con la sociedad y su entorno.”


 

Proyecto Educativo Colegio Santiago Evangelista PDF Imprimir E-mail

MISIÓN:
“Formar jóvenes cristianos comprometidos con su fe y sus valores, entregando una sólida formación académica e integral que les permita enfrentar con éxito su presente y su futuro, mediante su compromiso con las personas que los rodean, el medio ambiente y el desarrollo de una pedagogía del amor,  en un encuentro afectivo con la fe cristiana”.

VISIÓN:

“Esperamos ser percibidos por las familias de nuestro entorno como una Comunidad Educativa de excelencia, que forma y educa a jóvenes alegres y solidarios en el amor de Cristo,  que sean comprometidos con la sociedad y su entorno.”

 

BASES PARA EL PROYECTO EDUCATIVO

  1. C. S.E. es una institución Educacional Particular inserta en el sistema nacional de Educación de la República de Chile. Atiende actualmente, los ciclos de Pre-básica (Nivel Medio - Pre-kinder y Kinder) , Básica (1º a 8º) y Educación Media.
  2. C. S.E. se rige por todas las disposiciones emanadas del Ministerio de Educación.
  3. C. S.E. es el colegio que imparte exclusivamente la religión evangélica y se declara respetuosa, de las creencias y la fé de cada uno de sus integrantes.
  4. C. S.E. como institución educativa, postula una formación integral para sus alumnos, centro de todo quehacer educativo y, por lo tanto, estima intransable la formación armónica de niños y jóvenes en sus aspectos ético-morales, sociales, intelectuales, afectivos y psicofísicas que moldean el carácter y personalidad individual.
  5. C. S.E. postula que la Educación es un proceso dinámico que se sustenta en la relación cotidiana de respeto y validación del otro.Congruente con el mandato divino de "amar a tu prójimo como a ti mismo", se define como un sistema educativo para el amor.
  6. El colegio y la familia están adscritos a un sistema cultural que a su vez, por el hecho de ser abierto, es interdependiente e interrelacionado con el conjunto de sistemas que estructuran la actual civilización humana.
  7. C. S.E. se organiza como sistema consistente de que la Educación es un proceso que debe hacerse "de cara al mañana", permanentemente el futuro, para preparar ciudadanos para el siglo XXI, que puedan satisfacer la demanda de nuevos roles y funciones que implican la preparación de una persona activa, competente, enérgica en el desarrollo de sus aptitudes y habilidades, regida por valores inmutables y poseedor de una personalidad sólidamente estructurada.

LA CONCEPCIÓN CURRICULAR
C. S.E. en una filosofía cristiana, propicia un enfoque curricular comprometido con los valores inherentes a la naturaleza humana. Esto supone un estilo en el cual el alumno es el quien genera el quehacer educacional. Así todo, lo que en el currículo se realiza, tiene sentido en cuanto respeta, valida, apoya y desarrolla a la persona integral del estudiante, en el que se distinguen dos componentes inseparables: el psicológico y el espiritual.
Este se expresa en lo fundamental, en el desarrollo de valores inherentes a la naturaleza de la persona, particularmente los de trascendencia, libertad interior, integración y solidaridad social.

C.S.E. , entiende que su currículum debe desarrollar un proceso educativo que entregue al educando las siguientes posibilidades:
  1. Sentir que la acción educativa tiene significado para sus intereses, necesidades e inquietudes.
  2. Ser ayudado a progresar en la conquista de su condición humana. Para ello es fundamental que su personalidad se desenvuelva con libertad interior y confianza en la búsqueda de su autorrealización.
  3. Ser tratado como un ser trascendente que se ennoblece por el hecho mismo de vivir y obrar como persona. Sentir que por naturaleza humana el hombre posee dignidad, la que lo sitúa en un lugar de excepción en la naturaleza.
  4. Tener posibilidades para que oportunamente se diagnostiquen y atiendan las necesidades afectivas, intelectuales, espirituales, sociales, físicas y otras que se manifiestan en el alumno que crece y se desarrolla.
  5. Participar en experiencias integradoras que apoyen y traten de desarrollar al alumno en su plenitud humana.
  6. Autoconocerse y aceptarse a sí mismo, con la singularidad de sus posibilidades y limitaciones, sintiéndose responsable de perfeccionar sus capacidades hasta los grados más altos, que pueda alcanzar. Sentir que su realización personal está proyectada hacia la perfección.
  7. Participar de experiencias que lo motiven continuamente a aprender, progresar y desarrollar su iniciativa personal y creatividad respetando las características de su identidad y sus aspiraciones.
  8. Sentirse considerado como un legítimo otro, susceptible de cambiar y ser capacitado para discriminar entre los medios que son legítimos para alcanzar sus propósitos, considerando su realidad histórico-social y cultural. Apreciar la acción dirigida a los educandos para facilitar su toma de decisiones y efectuar elecciones adecuadas.
  9. Sentir la responsabilidad que tiene con la sociedad, comprometiendo con ella su realización personal. Darse cuenta que la vida no ocurre solo en la persona sino en relación con el mundo que lo rodea. De ahí la importancia de la acción educativa cooperativa y solidaria.
  10. Valorar las diversas formas del trabajo humano, especialmente cuando se ha puesto en él toda la capacidad e interés.
  11. Tener posibilidades de demostrar el dominio alcanzado sobre lo que se aprende, apreciar la importancia que tiene para su vida la aplicación adecuada de lo aprendido.

OBJETIVO DEL PROYECTO EDUCATIVO C. S.E.
 
I OBJETIVOS FUNDAMENTALES
  1. Proporcionar a los alumnos una sólida formación académica que les permita enfrentar desde una perspectiva cristiana los requerimientos de la cultura en el presente y en el futuro, convirtiéndose en un auténtico agente de cambio.
  2. Ofrecer a los alumnos una gama de actividades que los incentiven a desarrollar integralmente sus intereses en el plano: espiritual, social, intelectual, artístico y físico.
  3. Evangelizar a los alumnos para posibilitar su encuentro afectivo con la fe.
  4. Lograr que los valores fundamentales del cristianismo que el colegio postula, tales como: Amor, Libertad, Respeto, Participación, Lealtad, Sencillez, Veracidad y Responsabilidad sean internalizados por los alumnos.
II AREA CULTURAL EDUCATIVA
  1. Entregar a los alumnos una preparación para una vida intelectual globalizante que le permita comprender el mundo y proyectarse en el futuro.
  2. Desarrollar en los alumnos motivaciones, hábitos y técnicas de estudio que favorezcan un aprendizaje permanente de acuerdo a su proceso evolutivo.
  3. Ayudar a los alumnos a comprender el avance científico tecnológico y la necesidad de ponerlo al servicio de los demás.
III AREA VOCACIONAL
  1. Estimular en los alumnos la aceptación y valorización de su identidad, capacitándolos para tomar opciones en función de los valores universales e inmutables.
  2. Colaborar con la familia para que ésta ayude a los alumnos a descubrir y seguir su propia vocación.
IV AREA EVANGELIZACION
  1. Comprender los rasgos esenciales de la vida de Cristo y optar por Él como eje fundamental de su propia vida, asumiendo su responsabilidad de construir el Reino. Motivar a la conversión cristiana, la cual implica el descubrimiento de Cristo y la aceptación de Él.
  2. Desarrollar en todos los estamentos el sentido de pertenencia a una comunidad en la que participen activamente como agentes evangelizadores.
  3. Estimular en los alumnos espíritu solidario que los haga comprender que el hombre es un ser social que debe estar al servicio de los demás.
V AREA PASTORAL
  1. Lograr que los alumnos incorporen en sus vidas la práctica de valores cristianos postulados por el colegio, para que así adquieran una posición crítica frente a los desvalores de la sociedad.
  2. Desarrollar en todos los estamentos el sentido de pertenencia a una comunidad en la que participen activamente como agentes evangelizadores.
  3. Estimular en los alumnos el espíritu solidario que los haga comprender que el hombre es un ser social que debe estar al servicio de los demás.
VI AREA ASOCIATIVA
  1. Estimular a los alumnos y sus familias a participar responsablemente en las actividades co-programáticas que favorezcan su desarrollo integral y su unión familiar.
  2. Capacitar a los alumnos para que tome decisiones libres y responsables frente a las actividades extraprogramáticas que le ofrece el colegio.
  3. Capacitar a los alumnos para que realicen actividades en grupo, enfatizando el respeto mutuo, el compartir, el compañerismo y la capacidad para reconocer sus propios errores, tratando de superarlos.
VII AREA COMUNITARIA
  1. Formar una comunidad abierta al diálogo inspirado en la fraternidad, la solidaridad y la aceptación del otro.
  2. Fomentar la creación de condiciones que posibiliten un crecimiento armónico de los miembros de cada estamento de la Comunidad Educativa.
  3. Promover en cada estamento de la comunidad escolar una vida de reflexión evangélica y de oración.
LINEAMIENTO GENERAL DEL COLEGIO EN RELACIÓN A LA DISCIPLINA DE LOS ESTUDIANTES

El objetivo general que orienta este proceso es desarrollar en los alumnos la capacidad de ejercer una libertad responsable o autodisciplinada guiada en todo momento por los valores y enseñanzas del evangelio.
La forma de alcanzar esta meta puede resumir en el lema "con firmeza y cariño", lo que ciertamente supone dos componentes o pilares que sustentan esta tarea.
• Por una parte la aplicación de límites y normas claras, explícitas, porevia y consistente.
• Y por otra, la explicación del afecto o aceptación incondicional positiva del alumno manifestada fundamentalmente a través del "escucha, activa" y de acciones de validación que evidencian un trato respetuoso, cariñoso y reforzador de los aspectos positivos del alumno.
 
 APLICACIÓN DE NORMAS

En relación a las normas, el colegio distinguirá entre las normas explícitas (dadas y recordadas desde afuera) y las normas implícitas (las que son reguladas por el propio alumno sin mediar intervención externa).
La política del colegio es tener la mayor cantidad de normas implícitas y la menor de explícitas posibles, sólo las necesarias, de estas destacamos:
• Respetar al prójimo en toda circunstancia y condición.
• Respetar los tiempos y los lugares preestablecidos para hacer cada cosa.
• Asumir la responsabilidad de los propios actos acatando las consecuencias pre-acordadas.
• Respeto por el trabajo bien hecho.
 

Colegio Santiago Evangelista
Dirección: Av. Lynch Norte 257, La Reina, Santiago - Chile
Teléfono: (+562) 2 277-4333 / (+562) 2 226-2326
E-mail:
contacto@santiagoevangelista.com / secretaria@santiagoevangelista.com